En aromaterapia se trabaja con aceites esenciales y vegetales.

 

 

Cada aceite esencial puede tener distintos principios activos. Cuentas con una paleta aromática que te permite matizar mucho.

Los aceites esenciales son muy potentes y hay que tener en cuenta su fuerza y toxicidad.

Cuando aplicas aromaterapia sabes que estás trabajando a varios niveles a la vez : con patologías físicas y aspectos emocionales y energéticos de la persona.

El uso de los aceites es versátil. Inhalando podemos cambiar el estado de ánimo, con un masaje desinflamar, tonificar. Ingiriendo, a dosis muy controladas, podemos metabolizar principios activos curativos.

 

 

 

Mi tarea consiste en aplicar todos estos conocimientos. Preguntar, escuchar, examinar el historial clínico y el diagnóstico. Y con toda la información elaborar el método a seguir y los aceites a usar. En muchas ocasiones combino el empleo de aceites con otras técnicas, la reflexología podal o la auriculoterapia  Refuerza mucho los efectos de las otras terapias.

 

 

 

La Lavanda es un buen ejemplo. Es antiespasmodica y a la vez cicatrizante. Es hidratante y analgésica. Es relajante y sedante .

La podremos aplicar con masajes en casos de contracturas, espasmos musculares o calambres.

También se puede emplear para quemaduras, agné, eccemas. Inhalada nos relaja, nos calma y armoniza, en el plano emocional actúa como limpiadora energética y psicoemocional.

Con cápsulas o en infusión la tomaremos para trastornos orgánicos de origen nervioso como espasmos digestivos, nauseas, taquicardias…

Unas gotas de esencia de Lavanda en el baño nos relajará y tonificará. Es una planta maravillosa, que como veis, tiene una gran variedad de usos.

 

 

 

 

Los aceites vegetales se utilizan como vehículos de transmisión y al emplearlos estamos aplicando, también, sus propiedades específicas. Al ser transmisores hay que tener muy en cuenta su capacidad de penetración en piel. Por ejemplo el aceite de aguacate tiende a penetrar en la capa córnea, la más externa de a piel. Podríamos decir que se extiende y no se absorbe directamente a la hipodermis, siendo su uso más cosmético. En cambio el aceite de sésamo traspasa la hipodermis llegando a la musculatura y al sistema nervioso. Esto significa que se puede utilizar como cosmético y además será muy eficaz en masajes donde necesitamos penetración de los aceites.

 

BENEFICIOS:

  • Desbloquea zonas de inflamación. Dolores en general.
  • Favorece la eliminación de toxinas.
  • Nos revitaliza físicamente, activa sistema inmunológico.
  • Tonifica y equilibra los sistemas orgánicos.
  • Relajante. Indicada para insomnio, ansiedad, depresión.
  • Trabaja en el campo emocional y energético.

 

CONTRAINDICACIONES:

  • Los aceites esenciales han de usarse con precaución, conocimiento  y responsabilidad por lo que recomiendo el asesoramiento de un especialista.

Si quieres más información contacta conmigo

 

 

 

* Según la OMS  “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Esta página es de carácter informativo con la finalidad de dar a conocer técnica y conceptos relativos a las terapias naturales como alternativa para mejorar el bienestar y la salud. No excluyen ni sustituyen ningún tratamiento médico o farmacológico.