La Lavanda es una planta aromática de origen Mediterraneo. Existen muchas variedades con perfiles parecidos.

Su uso se remonta a las primeras culturas del mediterraneo. Se empleaba como relajante, ayudaba en los partos, facilitaba el sueño. Se aplicaba en heridas y cicatrices, como insecticida y desparasitadora.

Dado su aroma también se usaba para hacer colonias y perfumes.

Es antiinflamatoria, antiséptica, antiespasmódica, sedante, antivírica, antibacteriana.

Su aceite esencial se extrae de los tallos y las flores.

 

 

 

* Según la OMS  “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Esta página es de carácter informativo con la finalidad de dar a conocer técnica y conceptos relativos a las terapias naturales como alternativa para mejorar el bienestar y la salud. No excluyen ni sustituyen ningún tratamiento médico o farmacológico. 

 
Lavanda (Lavandula Angustifolia).