Estos días son especialmente dados a las comilonas abundantes. Comer es un placer y no apetece contenerse ante una mesa bien puesta, repleta de manjares. Pero, a veces, la consecuencia puede ser una digestión pesada.

Para que la comida nos siente bien os recomiendo comer despacio, masticando, degustando y disfrutando de las texturas y sabores. Terminado el ágape es interesante ponerse en movimiento, sin prisas. Un paseo favorecerá la digestión. En caso de tener pereza y si decidís hacer una siesta que sea corta; una cabezadita de diez minutos.

Aquí tenéis 5 remedios que os pueden aligerar.

                                                                                                                                  Facilitar la digestión, relajar, regenerar.

 

Manzanilla

                    Carminativa, tónico digestiva, antiinflamatoria, relajante.

La manzanilla es una gran aliada del sistema digestivo. Es un remedio ancestral de uso generalizado. Os recomiendo hacer una infusión de 4 o 5 flores por taza y tomarla 3 veces al día después de las comidas. La manzanilla romana es ligeramente amarga por lo que si queréis podéis añadir una cucharada (café) de miel o azucar moreno.

 

 

Jengibre
  • Jengibre . Digestivo, analgésico, mejora el flujo sanguíneo.

El jengibre es un buen remedio  para problemas digestivos. Es muy rico en aceites esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes. Hacéis una decocción de 1’5 min de una taza de agua con dos rodajas de raíz fresca de jengibre. Dejar en reposo 5 a 10 min. Colar y tomar después de la comida. El sabor es ligeramente picante.

 

 

Infusión
  • Infusión. Digestiva, carminativa.

Hay muchas plantas con propiedades idóneas para el sistema digestivo. La tila, el tomillo,el boldo, el diente de león, el hinojo, el anís, manzanilla dulce, amarga…..

Cuando hagamos una mezcla de plantas tendremos de tener en cuenta las sinergias entre ellas. Por ejemplo la tila y la manzanilla son dos plantas muy adecuadas para el sistema digestivo pero no debemos mezclarlas nunca ya que entre ellas se anulan sus propiedades.

Os recomiendo una mezcla formulada por  Santi Javeja que ya publiqué en su momento: Infusión digestiva.

 

 

Ananás

 

  • Ananás o piña americana. Digestiva, depurativa, antiinflamatoria.

En el aperitivo podemos tomar  unas rodajas de ananás. La piña contiene enzimas proteolíticas (bromelina o bromelaína) que ayudan a hacer el proceso digestivo. La tomaremos antes de las comidas facilitando así su efecto, además de quitarnos la sensación de llenura cuando hemos comido mucho.

 

 

Limón

 

 

  • Limón.  Depurativa, vitaminante, hipocolesterolemiante.

Algo muy sencillo y accesible. Hacemos el zumo de un limón y lo añadimos a una taza de agua tibia. Os recomiendo tomarlo después de la comida principal. Si lo encontráis ácido lo podéis endulzar un poco con miel o azúcar moreno.

 

 

Espero que estas recomendaciones os faciliten poder disfrutar de las sabrosas comidas de estos días.  FELIZ  2015 !!!!

Para acabar el año 5 remedios para digestiones pesadas. FELIZ 2015 !!!