La Lavanda es una planta aromática de origen Mediterraneo. Existen muchas variedades con perfiles parecidos.
Su uso se remonta a las primeras culturas mediterraneas. Se empleaba como relajante, ayudaba en los partos, facilitaba el sueño. Se aplicaba en heridas y cicatrices, como insecticida y desparasitadora.
Su aceite esencial se extrae de los tallos y las flores.

El aceite esencial de  lavanda está considerado un aceite de limpieza energética. Nos da serenidad, armonia, calma. Suaviza las emociones extremas, temores, fobias.

PROPIEDADES CURATIVAS del aceite esencial
Antiinflamatorio.
Analgésico.
Cicatrizante.
Relajante – Sedante.
Antiespasmódico.
Antiséptico.
Regenerador e hidratante cutaneo.
Hipotensor.
INDICADO  PARA 
Quemaduras, cicatrices, heridas.
Migrañas.
Estrés, ansiedad,nerviosismo.
Contracturas, calambres, espasmos musculares. -  Muy tolerable.
Acné, eccemas.
Hipertensión arterial.
Taquicardias.
Nauseas,espasmos digestivos.

Los aceites esenciales se tiene que usar con precaución, conocimiento  y responsabilidad. Recomiendo el asesoramiento de un especialista.

 

* Según la OMS  “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Esta página es de carácter informativo con la finalidad de dar a conocer técnica y conceptos relativos a las terapias naturales como alternativa para mejorar el bienestar y la salud. No excluyen ni sustituyen ningún tratamiento médico o farmacológico. 

 Campo de Lavanda.