Desde el origen el ser humano ha convivido con la naturaleza. Observando, probando, errando, experimentando fue aprendiendo los usos del mundo vegetal. Las plantas, árboles, hierbas, flores o raíces formaban parte de su día a día. Algunas eran comestibles, otras toxicas. Unas sanaban y otras conducían  al mundo de los espíritus.

En restos arqueológicos de la prehistoria se han encontrado plantas aromáticas, algunas de ellas quemadas. ¿Utilizarian el humo para desparasitar? ¿Era su uso de carácter cermonial ? Es posible que aprendieran que el efecto que produce la inhalación del humo puede variar según la planta. Unas provocarían somnolencia, otras estimularían y algunas de ellas tendrían la fuerza para inducir a percepciones distintas, conectándolos con sus dios@s y espíritus .

Se han encontrado vestigios neolíticos en los que aparece el olivo, el cáñamo, el lino y el sésamo. Se especula de la posibilidad de que, con algún tipo de presión, consiguieran extraer aceite. ¿Sería usado con fines terapéuticos,  rituales?

Historia de la aromaterapiaLo que si que podemos afirmar es que de la misma manera que un animal se purga, conoce las plantas que puede comer y las que no, el ser humano no ha estado ajeno a esto. Desde el origen existe empatía entre el mundo animal y el vegetal. La historia de la aromaterapia se va elaborando al tiempo que la humanidad se va reconociendo.

Los aborígenes Australianos hacían un cataplasma para  infecciones cutáneas mezclando arcilla con te y árbol del te. Los Maorí de Nueva Zelanda utilizaban el Monoi de Tahití con fines medicinales, rituales y cosméticos y el aceite de kanuka para aliviar el dolor, la inflamación y las enfermedades de la piel. Para los habitantes de Tahití el aceite de tamanu era un aceite sagrado. Tiene propiedades antiinfecciosas, analgésicas, antiinflamatorias. En África se usaba del aceite de Baobab como alimento, medicina y cosmética. El aceite de Babaçu era empleado por los Mayas como alimento y cosmético, remontándose su origen a la antigüedad. Los habitantes del Amazonia usaban el aceite de andiroba para protegerse del frio, la lluvia, las picaduras de insectos. Todos estos aceites se siguen usando hoy en día y han llegado hasta nosotros por transmisión oral de generación en generación.

Si nos remontamos al Antiguo Egipto encontramos una civilización que usaba las esencias. El arte de la momificación les indujo al conocimiento.Tuvieron que probar, experimentar e investigar como preservar los cuerpos. Algunos de los aceites usados en este proceso eran la mirra y el cedro .

 Antigüedad II.

 

Etiquetado en: