La auriculoterapia es una terapia complementaria que consiste en la estimulación de puntos ubicados en el pabellón auricular. Son puntos reflejos que impulsan estímulos hacia zonas del cuerpo. Es una técnica de reflexoterapia que, como la acupuntura y la reflexología podal, ya se practicaban en China hace miles de años.
Aplico la auriculoterapia  en prevención y tratamiento de una dolencia. Es una terapia muy reequilibrante y la combino con la aromaterapia trabajando en campos adicionales.

El pabellón auricular, como los pies y las manos son áreas llamadas somatotopías, donde se encuentra representado el cuerpo en su totalidad. Siempre son zonas con muchas terminaciones nerviosas.  Hay puntos que se corresponden con la espalda, con los ojos o el hígado,… es un microcosmos reflejo de lo que somos.

Podemos activar los puntos reflejos con puntura, masajes, corrientes eléctricas, calor… Al generar estímulo encontramos respuesta en órganos, músculos, sistemas del cuerpo mitigando los síntomas y obteniendo mejorías. Si alguna región corporal pierde su equilibrio detectamos puntos alterados. En trastornos crónicos vemos rojeces y formación de escamas. La inestabilidad se plasma las orejas.

Por ejemplo si una persona tiene dolor lumbar no solo activaremos el punto que corresponde a las lumbares, accionaremos también algún punto analgésico para aliviar ese dolor. Aplicamos auriculoterapia combinando los puntos según la persona y la dolencia. Aunque hay algunas fórmulas preescritas por patologías hay que personalizar; cada persona una historia, cada historia una terapia.

 

¿ Como aplico la terapia ?

NATURE_27